Make your own free website on Tripod.com

EL FUTURO DEL BLOQUEO.

    La intención de este artículo es arrojar algo de luz sobre un golpe que ha estado condenado a la sombra. También pretende elevar el bloqueo al lugar y escalafón que le pertenece y que variados condicionamientos han relegado a la suplencia dentro de la alineación gestual del tenis de mesa.

    Además, con la introducción de la nueva pelota de 40 mm, el bloqueo tomará mayor protagonismo que el actual, puesto que el mayor diámetro de la pelota restará velocidad y rotación al topspin, lo que facilitará mayor tiempo y control para golpear, y así la posesión de una completa gama de matices en el bloqueo posibilitará un potencial incalculable de este renacido toque de contraataque.

    Tradicionalmente se ha identificado la iniciativa, el ataque y la convicción ganadora con el topspin, baluarte de los gestos técnicos dentro del tenis de mesa y paradigma del juego moderno, rápido y efectivo. Esto, sin dejar de ser cierto, no es exclusivo del topspin y, existen otros golpes, como es el caso del bloqueo, que reportan no pocos beneficios si se sabe sacar provecho de él. Repasaremos pues, las características olvidadas de nuestro golpe que nos permitirán aprovecharlo a un mayor rendimiento.

    Comenzaremos rebatiendo, con argumentaciones, algunos mitos, ideas erróneas y prejuicios ampliamente arraigados en el mundo del TM que ejercen de lastre sobre nuestro denostado bloqueo.

1.- EL BLOQUEO ES UN GOLPE DEFENSIVO.

    Este prejuicio otorga toda la iniciativa al topspin o mate y limita al bloqueo sólo a un papel pasivo, de intentar meter la pelota en la mesa sin mayor intencionalidad. Generalmente se piensa en él como el único recurso para evitar perder el tanto de forma inmediata, sin otorgarle vida propia. Esta máxima se perpetúa en la práctica mientras persista esta anacrónica idea en nuestras mentes. Por lo tanto, el motor del cambio de actitud con respecto al bloqueo tiene que venir precedido por un cambio de conceptos. Imaginemos por un momento que prevalece la idea que el servicio es solamente un medio para poner en juego la pelota, por lo que el servicio no se entrenará, y por tanto dejará de ser un medio eficaz para tomar la iniciativa y pasará a ser un golpe pasivo e inerte. Pues la situación inversa es la que tenemos que efectuar con respecto al bloqueo. Primero tenemos que aceptar la idea de golpe versátil , efectivo y útil, para después entrenar estas características en él, y los resultados ya caerán por su peso en la práctica.

2.- PARA ATACAR Y GANAR TANTOS ESTÁ EL TOPSPIN.

    ¿Cuantos partidos hemos visto perder al jugador que lleva la iniciativa con el topspin? La respuesta a esta pregunta nos da idea del valor del bloqueo como argumento creativo y arma generadora de contraataque. El poseer un completo bloqueo no tiene porqué disminuir la fortaleza de nuestro topspin, antes al contrario, su buen uso posibilita la aplicación eficaz del ataque de topspin.

    Con el bloqueo podemos contraatacar, forzar y tomar la iniciativa y ganar tantos. El bloqueo es el alma del contraataque que desarbola por completo al atacante indefenso, que ante la inefectividad de su arma fundamental desmorona toda su táctica. Luego veremos que facetas del bloqueo debemos entrenar y practicar para lograr esto.
 

3.- EL BLOQUEO ES UN GOLPE PASIVO.

    Cuando se entrena, generalmente lo hace un jugador y el otro solamente pone las pelotas donde el primero quiere para que aquel haga su ejercicio. Además, se suelen entrenar golpes supuestamente activos, relegando el bloqueo a convertirse en un monocorde y gris frontón que sólo pone las pelotas idóneas para que el otro se luzca entrenando su espléndido topspin. Esta estampa es más común de lo que pensamos a lo largo de todos los clubes del mundo, y aunque lo ideal sería entrenar simultáneamente los dos jugadores, ya es hora que se entrene directamente el bloqueo poniendo a su merced al topspin, para así exprimir al máximo todas sus virtudes. Lo ideal, insisto, es un entrenamiento versátil y poco encorsetado en el que ambos jugadores tengan libertad de acción y no ejecutar los golpes como autómatas, sin improvisación. Los suecos son maestros y pioneros en este tipo de entrenos (y así les va): dejan fijas unas variables del ejercicio, pero dejan libres otras. Por ejemplo, entrenar el topspin de derecha un jugador, y el otro el bloqueo activo a derecha cambiando profundidad, rotación, velocidad, fuerza de ambos golpes.

    Quizás esto conteste parcialmente la pregunta : ¿Pero cómo es posible que en los partidos falle tanto tal golpe si en los entrenos ocurre lo contrario?
 
    Ahora echaremos un vistazo a algunas características técnicas para enriquecer el bloqueo:

1.- Para una correcta técnica gestual del bloqueo es imprescindible una armonía de movimientos de las extremidades inferiores, para colocar y orientar el cuerpo de forma idónea hacia la pelota a bloquear. Este requisito es vital para la ejecución de un adecuado bloqueo. De esta forma el desplazamiento principal vertical y horizontal para la realización del bloqueo proviene del previo movimiento de las piernas, y el movimiento del brazo es secundario al de las extremidades inferiores. En otras palabras, el movimiento grueso en el bloqueo depende de las piernas , y el movimiento fino, del brazo. El mantener las piernas semi-inmóviles y el efectuar un braceo como aspa de molino es lo más inefectivo para la realización del bloqueo (a pesar de ser lo más cómodo físicamente). Este principio, repito, es pilar básico, sin el cual, todo lo demás se derrumba, y debe ser inculcado desde un principio.

2.- En segundo lugar, la continua visión de la pelota en todos los tramos de su trayectoria es vital para la ejecución del bloqueo, fundamentalmente el tramo que comprende desde el bote de la pelota en nuestro lado de la mesa hasta el impacto con nuestra pala. Es éste tramo a la vez, el más crítico y el menos seguido por el movimiento de nuestros ojos, puesto que es el que decide dónde y cómo golpeamos la pelota. Si queremos bloquear bien debemos educar a nuestra cabeza y a nuestros ojos a seguir a la pelota en todos sus tramos y especialmente en el último, aquel que va desde el bote en nuestro lado de la mesa hasta el impacto con nuestra pala.

3.- Una ligera separación y elevación del codo ayudará a ampliar toda la gama de movimientos requeridos para imprimir al bloqueo toda su intencionalidad. De esta forma podemos elegir la altura a la que efectuamos el bloqueo (ya que si queremos dejar botar la pelota y bloquear alto, la polea del codo nos posibilita elevar el brazo sin perder la capacidad de pronar la muñeca), podemos efectuar un bloqueo potente de arriba hacia abajo (cosa imposible si la pala no estuviese arriba previamente). Además la amplitud del movimiento horizontal, además del vertical, se amplía gracias a que ponemos en juego la polea del codo.

    Pronar, referido a la articulación de la muñeca , es aquel giro que coloca a ésta con la palma de la mano hacia abajo y el dorso hacia arriba.

    Supinar es el movimiento opuesto, o sea, aquel que gira la muñeca de forma tal que la palma de la mano se coloca hacia arriba y el dorso hacia abajo.

    Referido al golpeo de derecha (forehand) para tapar la pelota al bloquear deberemos pronar la muñeca, y deberemos supinar para el bloqueo de revés (backhand).

4.- La orientación de la pala debe ser tal que el diámetro mayor de ésta sea paralelo a la superficie de la mesa. Esto es así entre otras cosas, puesto que el mayor porcentaje de pelotas falladas en un bloqueo lo son por los laterales de la pala más que por arriba, por lo que tenemos que colocar ésta con la punta nunca hacia arriba.

5.- La distancia de la pala a la mesa debe ser lo más corta posible que permita un bloqueo efectivo. O sea, el bloqueo es tanto más efectivo cuanto más cerca de la mesa nos encontremos, siempre y cuando se pueda realizar. Referido a la pelota que nos es enviada para ser bloqueada por nosotros, el producto velocidad x apertura de ángulos es una constante, de forma tal que el primer factor (velocidad) crece y el segundo (apertura de ángulos) decrece cuando nos acercamos a la mesa y viceversa para efectuar el bloqueo. En otras palabras, si para bloquear queremos que la pelota nos venga con menor velocidad y tengamos más tiempo para reaccionar, nos alejaremos de la mesa, pero esto nos acarrea que los ángulos que nos puede abrir el oponente con su ataque serán mayores. La situación contraria la tenemos si nos acercamos a la mesa para bloquear (tenemos menos tiempo, la pelota nos viene más rápida, y los ángulos son menores).

    Al alejarnos de la mesa la rapidez de la respuesta de nuestro bloqueo pierde velocidad y le damos más tiempo de respuesta al adversario con lo que el elemento sorpresa de contraataque que el bloqueo posee se diluye.

6.- El punto de impacto de la pala con la pelota es conveniente que esté a una altura igual o superior a la de la red; de forma contraria, no se podrá dirigir ni imprimir fuerza a la pelota a la hora de bloquear. En la realización del bloqueo es conveniente tratar de pasar la pelota cerca del borde de la red, ya que en general cuando se fallan los bloqueos es por salida de la pelota más allá del fondo de la mesa.

7.- Para contrarrestar la rotación positiva de la pelota (topspin) únicamente se pronará (derecha) o supinará (izquierda) la muñeca y el antebrazo , tanto más cuanto más efecto traiga la pelota. Generalmente vemos como muchos jugadores cambian la mecánica del gesto al intentar bloquear un topspin potente con mucho efecto, con resultados desalentadores, achacando el fallo a la potencia del topspin y no a la defectuosa realización y falta de pronación o supinación.

8.- Al bloqueo se le pueden imprimir múltiples características escondidas, esto es, no se muestran previamente como en otros golpes (ya que los gestos son cortos y sutiles) por lo que el elemento sorpresa puede ser decisivo con un leve, tenue y sorpresivo gesto de muñeca.

    Las intenciones que hay que imprimirle a la pelota en el bloqueo son variadas y se pueden clasificar en diferentes categorías:

· A.- Cambios de Fuerza. Se consiguen imprimiendo un leve movimiento de atrás adelante y de arriba hacia abajo de la pala.
· B.- Cambios de Velocidad. Se consiguen imprimiendo un leve movimiento de atrás adelante y de arriba hacia abajo de la pala.
· C.- Cambios de Revoluciones. Se consiguen imprimiendo un leve movimiento de topspin sobre el hemisferio superior de la pelota, de esta forma la revolución es positiva y la pelota se echa encima del adversario.
· D.- Cambios de Profundidad. Se consigue imprimiendo un leve movimiento de atrás adelante y/o supinando (abriendo) la muñeca.
· E.- Cambios de Dirección. Se consigue mediante movimientos de lateralización del cuerpo más que de la muñeca.
· F.- Cambios de Altura. Se consiguen haciendo pasar la pelota más cerca o más alta que el borde de la red.
 

CONCLUSIONES.
 
    Para finalizar resumiremos en algunos puntos básicos las ideas fundamentales sobre el bloqueo:

· 1.- Debemos transformar la idea del Bloqueo Pasivo por el Bloqueo Activo.
· 2.- Con la nueva y mayor pelota (40 mm), el bloqueo incrementará su protagonismo en el juego.
· 3.- Es conveniente entrenar específica y selectivamente todos los aspectos y variedades del bloqueo.
· 4.- El bloqueo se efectuará con la adecuada posición del cuerpo, dejando botar la pelota , mirándola en toda su trayectoria, pronando la pala en posición horizontal, haciéndola pasar cerca del borde de la red e imprimiéndole intención (cambios de aceleración, velocidad, rotación, dirección, etc.).
· 5.- Un bloqueo seguro desarbola muchas tácticas de atacantes natos, posibilita el contraataque, es un arma en sí mismo, y no tiene porque debilitar nuestro ataque.
 

Vicente Pérez de Castro
Médico de Tenerife
y Entrenador de 2º Nivel de Tenis de Mesa
vapc@navegalia.com

                                            REGRESAR